Convivencia

imagenConvivencia

Ilustrador: José Luis Villena Colom

“Las acciones para promover la convivencia escolar, surgen del convencimiento de que las escuelas son, a la  vez, comunidades  de convivencia y centros de aprendizaje. Porque ambos aspectos, aprendizaje y convivencia, no pueden contemplarse por separado.”  

No se previenen los problemas de relación interpersonal sin favorecer el éxito, ni puede perseguirse éste sin un clima positivo en el que aprender.

Pero estas actuaciones no pueden ser de cualquier tipo. Deben basarse en la idea de que educar para la convivencia no es renunciar a la existencia de conflictos, sino saber enfrentarlos y superarlos positiva y efectivamente. Y deben permitir a los centros educativos, no sólo reaccionar ante los problemas, sino prevenirlos y, sobre todo, abordar la convivencia como un valor educativo legítimo que les permita construir, de un modo participativo y dialogado, una escuela más justa y enriquecedora.

La realidad de un centro educativo evoluciona con el contexto en el que está inscrito. El escenario en el que se desarrolla la actividad educativa en el Aragón de hoy, el del siglo XXI, es el de una sociedad plural en continuo proceso de cambio en la que la labor de la enseñanza exige un esfuerzo de adaptación continua y un desarrollo de nuevas habilidades para hacer frente a los acontecimientos.