Ed. inclusiva

Atención a la diversidad

índice
Ilustración realizada por la ilustradora Serafina Balasch Puig para el CAREI
La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de educación, modificada por la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa, establece en su Título Preliminar los principios en los que se inspira el sistema educativo español. Entre otros, se destacan la calidad de la educación para todo el alumnado independientemente de sus condiciones y circunstancias; la equidad como garantía de la igualdad de oportunidades, la inclusión y la no discriminación del alumnado, y la orientación educativa y profesional de los estudiantes como medio necesario para el logro de una formación personalizada.
La heterogeneidad es consustancial al ser humano y como tal, debe abordarse desde una perspectiva inclusiva. Las  acciones dirigidas a la identificación de dificultades, de altas capacidades, de las barreras para el aprendizaje, así como la detección del alumnado vulnerable son el  medio que permite ajustar la respuesta del contexto e incrementar la capacidad de los centros para responder a la diversidad.
El papel de la orientación en el proceso hacia una educación inclusiva es fundamental. La orientación es parte de la función docente y supone el trabajo coordinado de los distintos profesionales del ámbito educativo.
El Plan de Atención a la Diversidad  forma parte del Proyecto Educativo del Centro y debe recoger tanto las medidas generales de intervención educativa como las medidas específicas: básicas y extraordinarias.